The Wicked + The Divine

Norma Editorial

9 cómics

Rústica

Terminada

  • 4,04 281 votos
  • Español (España)
  • 1.5KLo tienen

Sobre esta edición

Tamaño 26x17 cm, 176-168 pp.

Argumento

Cada noventa años, doce dioses regresan como jóvenes. Los aman. Los odian. En dos años, mueren todos. Está ocurriendo ahora. Está volviendo a suceder.

Kieron Gillen, Jamie McKelvie y Matthew Wilson (Phonogram, Jóvenes Vengadores) llegan con una fantasía moderna en la que los dioses son las estrellas del pop definitivas y las estrellas del pop son los dioses definitivos.

MásMenos

Información adicional

Autores

Kieron Gillen (Guión), Jamie McKelvie (Dibujo), Matthew Wilson (Color)

Otros autores

Clayton CowlesKate Brown (Dibujo), Tula Lotay (Dibujo), Leila del Duca (Dibujo), Mat Lopes (Dibujo), Brandon Graham (Dibujo), Stephanie Hans (Dibujo)

Referencias

Opiniones

4,0

4 281

5 03/10/2021

Terminada. Histórica. Parte de una generación que, como bien apuntan, no es la mía pero hay que reconocer que marca un antes y un después en este tipo de cómics. Nosotros tuvimos Sandman (también criticado por otros en aquel momento), tuvimos Los Invisibles... Éste cómic viene con banda sonora propia, con forma de pensar y de sentir propia y se mece por el primer cuarto del siglo XXI en una cuna milenaria de mitología y relaciones personales. El dibujo es estelar y al mismo nivel, el color, fundamentales ambos para ir capítulo a capítulo soportando al estilo de Atlas, este mundo creado por Gillen y McKelvie. Ojalá ser más joven y flipar del todo.

4 06/09/2021

Una serie quizá pensada para una generación posterior a la mía (la de la X). Para este que escribe, el guion es un Gaiman quiero-y-no-puedo, incapaz de llegar a la profundidad y sutileza de este y que se pierde irremediablemente en un mar de superficialidades y tramas a veces más preocupadas por los líos de cama que por contar algo que de veras deje poso. No todo es malo, que se me entienda. Dentro de su frecuente inanidad, los personajes son creíbles, menos cuando comienzan a ponerse transcendentes, porque solo acaban siendo ridículamente adolescentes. Tal vez esa sea la intención del autor. Por lo demás, todas las capacidades interpretativas de jugar con los mitos, arquetipos y divinidades se quedan en un postmoderno barniz vacío. Nada que ver, aunque lo pretenda, con las interesantes reflexiones de Graves (que aparece como cameo) o Fraser. Capítulo aparte es el dibujo. Sencillamente, magnífico, preciosista. Las ilustraciones justifican por sí mismas la compra de estos tomos. Ya digo, quizá sea demasiado viejo para esto.

1 13/06/2021

Es un truño de serie. El guion se sostiene poco, parece más un pose de modelos que una historia. El dibujo y las láminas de edición son muy bonitas pero te puedes limitar a ver los dibujos porque la historia es meh puro. La verdad es que los tengo por colección pero no se lo recomendaría a nadie.

4 13/08/2020

A mi lo único que me molesta de esta edición es que teniendo el comic los portadones que tiene, elijan casi los peores para las portadas.Luego en sí, el cómic en general es como dicen por aquí abajo, es irregular. La trama se sustenta de la admiración por mundo pop musical (por así decirlo) y aunque te puede resultar más o menos entretenida lo que realmente me parece fascinante de este cómic es su increible dibujo y color, fantástico en todos los sentidos. Lo cual me lleva a no entender la decisión de los autores de invitar a otros artistas para que dibujasen los capitulos correspondientes con el tomo 3, quedando el acabado mucho peor para mi gusto a como normalmente dibujan ellos de base.

3 06/01/2020

Irregular

3 21/06/2019

El guión es muy superficial para el potencial que a priori se espera, me ha llegado a parecer un drama adolescente sin trascendencia, sin embargo enamora por los colores.

5 Ayer

5 24/02/2021

5 26/10/2020

5 27/01/2020

Más opiniones

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.