Billi 99

Billi 99

Lo tengo

Billi 99

Rústica 200 pp

3.13.121 opiniones

Información adicional

Spanish (Spain) · 

Argumento

El sueño americano ya no existe. Los políticos y las grandes organizaciones se han encargado de destruirlo. Pero hay alguien que aún cree: Billi Chadam, defensora de los débiles. Tim Sale nos ofrece una de sus primeras obras, una buena muestra de todo su potencial.

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-496-32539-5

Este cómic está en estas listas


Opiniones

3,1

3.1 21

ha valorado43/31/2022

Merece la pena solo por el maravilloso estilo de Tim Sale. Ademas se ven todos los trazos del rotulador en el dibujo y queda divino. El guion no es que esté mal, pero le falta algo de identidad propia. Recuerda al Zorro, a Batman y a Daredevil pero no encuentra su voz

ha valorado48/30/2021

Cómic interesante, el dibujo de un joven Tim Sale, deudor de clásicos como Alex Toth, ya comienza a despuntar. Por otro lado, el guión tiene partes interesantes, como el punto de vista de la clase obrera, que debe pelear por sus principios.

ha valorado43/20/2021

Un guión correcto y entretenido que mezcla toques pulp con novela negra sobre un trasfondo socio-político. Sin duda el dibujo es lo mejor, con un Tim Sale novel, en blanco y negro pero con una narrativa gráfica espectacular y algunas páginas realmente sobresalientes. Un cómic recomendable sobre todo por su apartado gráfico.

ha valorado412/8/2021

ha valorado312/1/2021

ha valorado46/10/2021

ha valorado41/13/2021

ha valorado32/20/2020

ha valorado39/1/2019

ha valorado47/2/2019

ha valorado39/27/2018

ha valorado28/31/2018

ha valorado37/26/2018

ha valorado211/13/2017

ha valorado37/17/2017

ha valorado26/1/2017

ha valorado24/24/2017

ha valorado310/10/2015

ha valorado312/14/2014

ha valorado310/31/2014

Mostrar más opiniones...

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.