Dragón busca casa

Hidra

1 cómic

Rústica 176 pp

En curso

  • 5,05 5 votos
  • Español (España)
  • 105Lo tienen

Argumento

Letty, un joven dragón, acaba de ser expulsado de su clan por cobarde. Para sobrevivir en un mundo hostil lleno de héroes que quieren darle caza, decide buscar una casa donde poder vivir tranquilo y seguro. Durante su periplo llega a sus oídos el rumor de que hay un elfo que se dedica al negocio inmobiliario.

¡Así comienza la tronchante historia de un dragón que intentará encontrar su guarida perfecta!

MásMenos

Información adicional

Autores

Kawo Tanuki (Guión), Choco Aya (Dibujo, Tinta)

Referencias

Opiniones

5,0

5 5

5 18/06/2021

Sinceramente, es una obra que me ha encantado. Contiene un sinfín de momentos divertidos y entrañables, con un humor que puede cautivar tanto a pequeños como a adultos. El dragón Letty es un personaje que ya en la segunda página le quieres querer y cuidar. Es bueno, entrañable, dulce, precavido, amable y bastante asustadizo, no tiene mucha confianza en si mismo, algo que choca notablemente ya que tenemos "aprendido" que los dragones son sinónimo de valentía, empoderamiento, incluso narcisistas y a veces prepotentes. Letty ha venido a darle una vuelta de tuerca a esta idea tan interiorizada por todos. Dearia, el magnífico y precioso elfo se encarga de equilibrar la balanza con su honestidad, transparencia, su carácter calmado y a veces sarcástico con Letty. Son un dúo que transmiten mucha calidez al lector, haciendo muy agradable y placentera su lectura. Durante todo este primer tomo, tenemos claras las menciones o referencias a los videojuegos de fantasía y RPG (Role Playing Game) ya que son constantes guiños a este mundo, por lo que los asiduos a ellos les sacará más de una sonrisa y carcajada.En definitiva, una obra divertida, amena, con un dibujo precioso, una calidad en traducción y en edición impecable.

5 05/07/2021

5 22/06/2021

5 22/06/2021

5 14/06/2021

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.