La espada del Inmortal #2

La espada del Inmortal #2

Lo tengo

La espada del Inmortal

4,54.563 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Argumento

Ambientado en el Japón de la era Edo. Siguen las aventuras de Manji, un guerrero que tiene una gran ventaja sobre sus rivales: ninguna herida lo puede matar. Victorioso en más de cien enfrentamientos a muerte ante otros samuráis, entre ellos el marido de su hermana.

La historia nos explica como una monja anciana, de la que se dice que tiene 800 años, le concede el don de la inmortalidad mediante unos gusanos llamados kessenchū, que le curan cualquier herida y hasta restauran miembros amputados aunque la amputación haya sido hace horas. La muerte de su hermana lo lleva a aceptar la misión que acabará con su inmortalidad: debe matar a mil hombres malvados para redimirse.

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-491-46713-7

Referencias


Opiniones

4,5

4.5 63

ha valorado514/07/2021

Esto marcha! Buen nivel

ha valorado409/12/2018

La historia no avanza mucho, pero sigue siendo un espectáculo muy entretenido y ves un desarrollo de los personajes

ha valorado305/05/2018

Bastante entretenido, en este segundo tomo vas empatizando mad con los personajes y entendiendo mejor el guión y el dibujo.

ha valorado518/03/2018

Mayor desarrollo de la historia con ese dibujo mezclando tinta con lápices tan especial.

ha valorado528/01/2018

Dibujo e historia siguen hacia delante, una de las series que espero con más ganas.

ha valorado507/07/2022

ha valorado418/06/2022

ha valorado415/06/2022

ha valorado503/06/2022

ha valorado518/05/2022

ha valorado510/04/2022

ha valorado507/04/2022

ha valorado527/03/2022

ha valorado516/03/2022

ha valorado426/02/2022

ha valorado501/01/2022

ha valorado317/11/2021

ha valorado505/07/2021

ha valorado504/07/2021

ha valorado519/05/2021

Mostrar más opiniones...

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.