Caravaggio #1

Caravaggio #1

El pincel y la espada

Lo tengo

Caravaggio

4,54.542 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Argumento

Otoño de 1592. El joven Michelangelo Merisi da Caravaggio llega a Roma con la intención de convertirse en el mayor pintor de toda Italia. Las sombras y los colores de una ciudad que se debate entre la grandeza y la decadencia, y los personajes que en ella moran, inspiran las obras del maestro de la luz y la tiniebla. Pendenciero, amigo de maleantes y prostitutas, el artista busca sus modelos entre los proscritos, mientras sus trabajos son admirados por la nobleza y el clero

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-467-91928-8

Críticas y reseñas

Este cómic está en estas listas


Opiniones

4,5

4.5 42

ha valorado413/03/2020

Un dibujo impresionante y la historia no deja de ser la biografia de Caravaggio. Solo por el dibujo y las vistas que nos muestra de Roma merece mucho la pena. Estoy deseando empezar el segundo tomo. Eso si Manara es Manara y la cabra tira al monte asi que veras mujeres impresionantes en pelotas en cuanto puede, aunque es verdad que mas contenido que en los Borgia por ejemplo.

ha valorado501/04/2019

Obra maestra absoluto en cuanto al dibujo se refiere, la forma de tratar la historia, de la vida azarosa del pintor, también está muy bien, aunque quizás el guion sea algo más simple en este primer tomo.

ha valorado422/03/2022

ha valorado518/03/2022

ha valorado512/03/2022

ha valorado403/03/2022

ha valorado519/01/2022

ha valorado506/12/2021

ha valorado411/08/2021

ha valorado517/07/2021

ha valorado403/02/2021

ha valorado422/05/2020

ha valorado526/01/2020

ha valorado416/12/2019

ha valorado427/04/2019

ha valorado419/04/2019

ha valorado528/03/2019

ha valorado502/03/2019

ha valorado412/09/2018

ha valorado411/07/2018

Mostrar más opiniones...

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.