Estado Futuro: Green Lantern

Estado Futuro: Green Lantern

Lo tengo

Estado Futuro: Green Lantern

Rústica 96 pp

3,43.48 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Sobre esta edición

PVP 8,5€

Argumento

EDICIÓN ORIGINAL: Future State: Green Lantern núms. 1-2 USA.

John Stewart, Salaak y G’Nort se enfrentan a un ejército de khunds. Se diría que es un día cualquiera para el Cuerpo de Green Lanterns... si no hubieran perdido sus poderes. La Batería Central de Oa ha dejado de funcionar, y hay antiguos agentes de los Guardianes del Universo que lo están pasando muy mal. Entre los afectados, se encuentra la terrícola Jessica Cruz, que tendrá que arreglárselas para repeler a Lyssa Drakk. Mientras tanto, Guy Gardner se adentra en un sector espacial que no es el suyo en el peor momento posible.

El futuro próximo de los Green Lanterns se complica en este volumen realizado por Geoffrey Thorne, Tom Raney, Clayton Henry y Sami Basri, entre otros. Recopila la miniserie original Future State: Green Lantern.

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-418-86295-3

Referencias

Este cómic está en estas listas


Opiniones

3,4

3.4 8

ha valorado2 15/10/2021

Una pequeña vista al futuro, aunque parecen historias a muy corto plazo. Cada uno de los Lanterns protagoniza su historia, pero todas ellas sin su anillo, lo cual resta bastante calidad a las historias, ya que serán historias cósmicas, pero no de los Lanterns, parece más salido de los Omega Men. Ninguna de ellas me plantea algo lo suficientemente atractivo para iniciar una nueva colección. Dicho esto, tras la marcha de Morrison, no sé cuales son los planes para el personaje. @serllpez en Twitter

ha valorado3 23/10/2021

ha valorado5 18/10/2021

ha valorado3 16/10/2021

ha valorado3 10/10/2021

ha valorado3 10/10/2021

ha valorado4 10/10/2021

ha valorado4 08/10/2021

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.