La máscara de las mil lágrimas

La máscara de las mil lágrimas

Lo tengo

La máscara de las mil lágrimas

Cartoné 144 pp

4,34.37 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Sobre esta edición

Tamaño: 21,6x28,6 cm PVP 30€

Argumento

En la llanura de Mizushiro, una terrible batalla deja tras de sí un campo de cadáveres y viudas llorando. Uno de ellos, Sadakïo, está buscando a su prometido, Koburo, cuando conoce a Masamura. Seducido por su belleza y conmovido por su dolor, se ofrece a ayudarla a llevar los restos de su prometido a su aldea. Sadakïo decide ir en busca de la máscara de las mil lágrimas. Se le atribuye el poder de permitir que los vivos desciendan al mundo de los muertos y regresen con el ser querido. Sadakïo, y Masamura parten al castillo de Takedo, donde les espera un destino trágico

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-418-30917-5

Este cómic está en estas listas


Opiniones

4,3

4.3 7

ha valorado5 18/10/2021

Pepinazo de historia, dibujo preciosista y final apoteósico. Directa a mi top del 2021

ha valorado4 17/10/2021

Muy buen cómic. Una lograda mezcla de aventura, drama amoroso y fantasía con una gran ambientación.

ha valorado4 15/10/2021

El dibujante tiene un serio problema con las caras, dibujo irregular aunque hay paginas espectaculares, lo peor la cara de la protagonista se supone hermosa pero no siempre lo consigue y a veces no parece la misma persona, el guión entretiene aunque le veo incoherencias. A pesar de todo ello recomendable si te gusta la ambientación Japonesa.

ha valorado4 09/10/2021

La historia y la narrativa me llevo volando al final del tomo. El dibujo cumple. El final es bueno, pero no se explicar lo que me pasó, me gustó tanto el viaje, que me bajó un poquito. Yo lo recomiendo.

ha valorado5 26/10/2021

ha valorado3 22/10/2021

ha valorado5 17/10/2021

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.