Green Lantern: Renacimiento - DC Clásicos Modernos

Green Lantern: Renacimiento - DC Clásicos Modernos

Lo tengo

Green Lantern: Renacimiento - DC Clásicos Modernos

Rústica

5,051 opiniones

Información adicional

Español (México) · 

Argumento

La muerte solo era el comienzo.

Hal Jordan fue considerado alguna vez como el Green Lantern más grande de todos, un gran elogio, tomando en cuenta que la historia de la Corporación Green Lantern se remonta a miles de millones de años.

Pero su enorme poder acabó por corromperlo, y en un intento fallido por rehacer el universo, utilizando la casi ilimitada Batería Central de Poder de los Lantern, masacró a sus compañeros de armas y destruyó toda la Corporación.

Tras su caída, Hal desapareció... y regresó cuando la Tierra se vio amenazada por un apocalipsis estelar. Para salvar su mundo de origen, realizó el sacrificio supremo, un acto que no pasó desapercibido en la esfera celestial. El alma de Jordan fue elegida para habitar en Spectre, la encarnación sobrenatural de la ira de Dios. En su nueva forma, convirtió al vengador astral en un espíritu de redención mientras buscaba un final pacífico para su existencia.

Pero el destino aún no había acabado con Hal Jordan.

El legendario autor de cómics Geoff Johns y los aclamados artistas Ethan Van Sciver y Prentis Rollins crean una historia épica de redención y heroísmo en Green Lantern: Renacimiento, la primera parte de la trilogía que abarca toda la galaxia y que incluye The Sinestro Corps War y Blackest Night.

Esta edición especial recopila los seis números de la exitosa miniserie junto con la propuesta original de Johns, su guion completo del número 1, y bocetos y arte promocional de Van Sciver, así como la impresionante historia “Vuelo” ilustrada por Darwyn Cooke.

Ver más

Autores

Fecha de publicación


Opiniones

5,0

5 1

ha valorado5 07/06/2021

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.