Duelo

Duelo

Lo tengo

Duelo

Cartoné 192 pp

4,14.110 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Sobre esta edición

PVP 30 €

Argumento

Napoleón, en el implacable pulso que mantiene con Europa, intenta preservar todas sus fuerzas prohibiendo los duelos que desangran a su gran Ejército Imperial. Pero dos húsares, enfrentados por un oscuro asunto de honor, se empeñan en seguir desafiándose… De duelo en duelo, estos camaradas militares convertidos en enemigos unen sus destinos y se convierten en leyenda. ¿Puede el odio hacerte inmortal?.

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-1-912-09739-5

Este cómic está en estas listas


Opiniones

4,1

4.1 10

ha valorado4 02/01/2022

Un libro, dos formas de interpretarlo: una película y ahora un cómic. Este último se adapta bien al lenguaje del tebeo, un dibujo de blanco y negro de línea sencilla pero efectista ( añade el color rojo en las viñetas dedicada a los duelos lo que le da un detalle de calidad), el guion hace su interpretación del libro para que fluya. Es muy divertido.

ha valorado3 04/10/2018

El comic en sí esta bien, aunque no me ha vuelto loco. Me leí el libro de Joseph Conrad antes de atacar el comic y supongo que eso me ayudó a seguir mejor la trama y familiarizarme antes con los protagonistas. El autor se toma alguna licencia en cuanto al relato original, que sirve para alargar las páginas del comic, pero en lo básico es bastante fiel. También tenemos la película de Ridley Scott de Los Duelistas para disfrutar de esta historia de húsares napoleónicos. Si te leíste el libro te hará gracia verlo dibujado, pero como digo, no es una obra imprescindible.

ha valorado5 20/10/2021

ha valorado4 24/04/2021

ha valorado4 02/04/2021

ha valorado3 30/03/2020

ha valorado5 28/06/2018

ha valorado5 25/04/2018

ha valorado4 22/04/2018

ha valorado4 18/02/2018

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.