El Hogar de los Juguetes Rotos

El Hogar de los Juguetes Rotos

Lo tengo

El Hogar de los Juguetes Rotos

Rústica 48 pp

3.53.58 opiniones

Información adicional

Spanish (Spain) · 

Argumento

Alan regenta una juguetería artesanal. Es un chico perfeccionista, soñador y demasiado amable, que trata con mimo y detalle cada cosa que hace aunque no siempre obtenga el beneficio que corresponde a su trabajo y esfuerzo. Eso hace que el negocio del que es propietario marche bastante mal, teniendo que abandonarlo en breve por culpa de las deudas acumuladas. Con el cierre de la juguetería se verá obligado a abandonar ese mundo que le apasiona para dedicarse a otra cosa distinta, seguramente de lo más normal, teniendo que dejar atrás el que ha sido su sueño y la única cosa con la que se siente realizado. Sin embargo, todo cambia cuando una de las muñecas que tenía por arreglar parece cobrar vida.

Ver más

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-492-90610-9

Opiniones

3,5

3.5 8

ha valorado310/23/2020

Bonito y sencillo manga español, con un mensaje, seguir tus sueños no siempre es fácil y requiere sacrificio.... gran dibujo manga, la lectura se hace sin enterarte, vertiginoso, podría haber habido más miga.

ha valorado35/31/2019

El manga en sí no está mal, pero es una historia que podría haber tenido mucha trayectoria, es demasiado corta y no consigues encariñarte con ningún personaje, el dibujo me a parecido que está bastante acertado aunque un poco tosco en algunos momentos, aunque me parece una pasada el personaje de la muñeca.

ha valorado36/5/2015

Un dibujo preciosisimo, un color espectacular, y una ambientación mágica que te hará soñar. Única pega es encontrarse con un final apresurado y con ganas de saber un poco mas.

ha valorado49/2/2018

ha valorado39/23/2016

ha valorado48/14/2016

ha valorado56/24/2016

ha valorado35/30/2015

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.