Death Metal: Metalverso #3

Death Metal: Metalverso #3

Lo tengo

Death Metal: Metalverso

3,83.812 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Argumento

EDICIÓN ORIGINAL: Dark Nights: Death Metal: Robin King núm. 1 USA y Dark Nights: Death Metal: Rise of the New God núm. 1 USA.

¡El Rey Robin es el soldado más sádico del ejército malvado del Caballero Más Oscuro y está preparado para arrasar la última línea de defensa de la Tierra! ¿Cómo se transformó uno de los Robins del Batman que ríe en este salvaje monstruo y qué destino aguarda a sus antiguos compañeros de fechorías? Esta entrega de Noches oscuras: Metalverso incluye también un especial centrado en Perpetua y en su enfrentamiento con el Caballero Más Oscuro. ¿Quién dará forma al nuevo Multiverso?

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-418-74259-0

Este cómic está en estas listas


Opiniones

3,8

3.8 12

ha valorado3 04/07/2021

El numero de Rey Robin me ha parecido bien en cuanto al guion, pero no puedo con ese tipo de dibujo. El otro especial esta muy bien dibujado por Merino, y la historia esta bien. Las dos mini historias al final de cada numero estan bien, aunque un poco flojo el dibujo en la segunda.

ha valorado4 03/07/2021

Sigue estando muy bien esta serie. Hay historias que son una pasada y en cierta medida se avanza incluso más que en la serie principal.

ha valorado4 24/06/2021

Tomo centrado en el origen de uno de los más implacables caballeros oscuros, con notable dibujo y entretenido guión. Muy bien

ha valorado4 22/06/2021

Se revela un nuevo personaje: el cronista. La historia del Rey Robin se la podrían haber ahorrado.

ha valorado4 16/07/2021

ha valorado3 11/07/2021

ha valorado4 07/07/2021

ha valorado4 30/06/2021

ha valorado3 25/06/2021

ha valorado3 25/06/2021

ha valorado4 24/06/2021

ha valorado5 22/06/2021

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.