HigeHiro - Me rechazaron. Me afeité. Una chica más joven se vino a casa conmigo

Ivrea Argentina

Rústica con sobrecubierta

En curso

  • 5,05 1 votos
  • Español (Argentina)
  • 1Lo tienen

Sobre esta edición

Incluye páginas a color.

Argumento

¡Ivrea junta los pedacitos del corazón de un salaryman y publicará Higehiro! Un manga con un título que es una abreviación de “Hige o Soru. Soshite Joshi Kōsei o Hirou”, es decir, el descriptivo título de “Me afeité. Luego traje a casa a una estudiante de bachillerato”.

Yoshida juntó el coraje para declararse a su jefa, pero esta lo rechaza. Para ahogar las penas, decide ahogar sus penas junto a un compañero de trabajo y cuando está volviendo, conoce a Sayu, una chica que está deambulando por ahí. Aunque esta intenta seducirlo, Yoshida no cede, pero deja que se quede en su casa a dormir.

Al día siguiente, conoce la historia de Sayu: se escapó de su casa y fue pasando de casa en casa donde el precio de la estadía era dejar que se la cojan. Yoshida, desconcertado, decide dejar que viva en su casa, pero no a cambio de sexo sino de que haga los quehaceres del hogar. Así empieza una relación de lo más dispar, en la que él busca que Sayu se reinserte en la sociedad y tenga una vida de adolescente normal, pero su pasado la va a perseguir constantemente. ¿Qué la empujó a tomar la decisión de huir y vivir de esa manera?

La serie está basada en una serie de novelas del autor Shimesaba, y la adaptación a manga está a cargo de Imaru Adachi. Hasta la fecha se recopilaron seis tomos en Japón. Su éxito derivó en una adaptación a anime de 13 capítulos emitido hace sólo unos meses, y que se puede ver actualmente en Crunchyroll.

MásMenos

Información adicional

Autores

Shimesaba (Guión), Imaru Adachi (Dibujo, Tinta), BOOOTA (Dibujo, Tinta)

Opiniones

5,0

5 1

5 24/01/2022

El título es lo más normal en la vida 😜👌🏻

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.