Flash (2012-) #42/28

Flash (2012-) #42/28

Lo tengo

Flash (2012-)

3,43.460 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Argumento

EDICIÓN ORIGINAL: The Flash núms. 54-55 USA

¡Flash es ahora el Hombre Más Fuerte Del Mundo! Además, el equipo de CSI liderado por Barry tiene que acudir a la escena de un crimen en la prisión de Iron Heights... ¡y todo parece indicar que la víctima es uno de los Villanos de Flash!

Ver más

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-417-72281-4

Críticas y reseñas

Este cómic está en estas listas


Opiniones

3,4

3.4 60

ha valorado318/10/2021

Entretenido sin más

03/10/2019

L.

ha valorado221/03/2019

Después del buen rumbo adoptado en los dos números anteriores, otra vuelta atrás con un arco derivado de las consecuencias de la Guerra Flash donde el guionista parece que no tiene nada claro qué hacer con los nuevos conceptos y poderes introducidos en su conclusión, ofreciéndonos un aburrido y confuso enfrentamiento con Trickster. Para rematar, la segunda parte inicia una historia centrada en Ola De Calor que contiene el peor dibujo hecho jamás por un desconocido Scott Kolins. Para olvidar...

ha valorado317/02/2019

La serie entretiene y se nota por donde quiere ir aunque la serie va ganando velocidad narrativa y no se termina de agarrar bien los detalles

ha valorado214/02/2019

Esta serie va de mal en peor. Y el dibujante de la segunda aventura... para potar. En una de éstas dejo de comprar la serie...

ha valorado328/03/2022

ha valorado405/03/2022

ha valorado306/04/2021

ha valorado416/01/2021

ha valorado315/10/2020

ha valorado323/08/2020

ha valorado428/07/2020

ha valorado220/04/2020

ha valorado429/03/2020

ha valorado424/01/2020

ha valorado212/12/2019

ha valorado303/12/2019

ha valorado224/11/2019

ha valorado421/09/2019

ha valorado129/07/2019

Mostrar más opiniones...

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.