100 Balas - DC Black Label #2

100 Balas - DC Black Label #2

Lo tengo

100 Balas - DC Black Label

4,64.657 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Argumento

EDICIÓN ORIGINAL: 100 Bullets núms. 20-36 USA

Este segundo volumen de los cinco en los que se reeditará por completo 100 Balas, del guionista Brian Azzarello y el dibujante Eduardo Risso, recopila los números 20 a 36 de la aclamada serie de Vertigo, y también incluye el guion original de Azzarello de El mimo, del número 20.

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-418-18041-5

Este cómic está en estas listas


Opiniones

4,6

4.6 57

ha valorado2 07/05/2021

Bajón muy considerable con respecto al primer tomo.

ha valorado4 10/04/2021

Muy interesante, sigo con el. 10/04/21

ha valorado5 10/02/2021

Coño, sí!!! Me habían dicho que "100 balas" era una maravilla, y el primer tomo estaba muy bien; la mitad del segundo, mejor, pero... llegó "El falso detective" y ha sido como una epifanía. Eso es saber escribir un cómic que no te permita dejarlo hasta exprimir la última página. No sé yo si mantendrá el nivel (ojalá), pero ya haber leído esa trama, vale por toda la colección.

ha valorado5 27/06/2020

Sigue igual de bueno que el primero tomo!! Una maravilla!

ha valorado5 19/03/2020

Madre mía menudo nivel, quien te ha visto y quien te ve amigo Azzarello. Esto es de lo mejorcito que he leído en mucho tiempo, menuda herejía me estoy quitando.

ha valorado5 09/10/2021

ha valorado5 17/09/2021

ha valorado5 11/09/2021

ha valorado5 29/07/2021

ha valorado4 22/07/2021

ha valorado4 24/06/2021

ha valorado5 14/06/2021

ha valorado4 13/06/2021

ha valorado5 06/06/2021

ha valorado4 24/05/2021

ha valorado4 02/05/2021

ha valorado5 01/05/2021

ha valorado5 28/04/2021

ha valorado5 25/04/2021

ha valorado4 01/03/2021

Mostrar más opiniones...

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.