Batman: Detective Comics #4

Batman: Detective Comics #4

Inteligencia

Lo tengo

Batman: Detective Comics

3,93.932 opiniones

Información adicional

Español (España) · 

Argumento

EDICIÓN ORIGINAL: Detective Comics núms. 957-962 USA

Tras haber perdido a Red Robin y haber derrotado a la Liga de las Sombras en un colosal enfrentamiento con todos los pronósticos en contra, frente a amenazas como Lady Shiva y Ra’s al Ghul, el equipo liderado por Batman debe afrontar nuevos peligros que surgen de su propio pasado. Por si alguien creía que Jean-Paul Valley era el guerrero definitivo de la Orden de San Dumas, un implacable ser de inteligencia artificial denominado Ascalón llega a Gotham dispuesto a demostrar, ante el mismo Azrael y ante cualquiera, todo lo contrario. Por suerte, la batfamilia cuenta con la ayuda de una vieja amiga del Caballero Oscuro, Zatanna Zatara, cuya relación con Bruce Wayne se remonta a su infancia y se explora en estas páginas repletas de guiños a antiguas aventuras que no dejan de mirar hacia el futuro. Además, a modo de epílogo y a la vez prólogo de historias venideras, una aventura de Spoiler contra el villano Ira... con Harvey Bullock y otras compañías indeseables que darán mucho que hablar.

James Tynion IV (Constantine: Hellblazer, Batman/Tortugas Ninja) continúa al frente de Detective Comics con su elogiada etapa de Renacimiento, en la que la histórica serie que acogió el debut del Caballero Oscuro recuperó su numeración original, y tras La ascensión de los Hombres Murciélago, El Sindicato de Víctimas y La Liga de las Sombras da forma a este nuevo arco argumental, Inteligencia, junto al dibujante cántabro Álvaro Martínez Bueno (Aquaman, Grayson). Al tándem, también responsable de la exitosa colección en curso de la Liga de la Justicia Oscura, se suma la aportación de Christopher Sebela (Crowded, Injustice: Zona cero) y Carmen Carnero (Captain Marvel, DC Comics Bombshells).

Ver más

Autores

Fecha de publicación

Isbn / Código de barras

  • 978-8-418-22537-6

Opiniones

3,9

3.9 32

ha valorado4 26/09/2020

Es una buena historia. La serie está recuperando y revisando personajes , en mi opinión, de manera acertada y respetuosa. Batman es un personaje más dentro de este grupo. Recomendable.

ha valorado4 27/07/2020

Para mi que Azrael no es uno de mis personajes preferidos, pues aquí Tynion IV se saca de la manga una histoira de lo más entretenida, haciéndonos muy accesible al personaje, que al final es apenas un fanático religioso, y una serie de ideas sobre IA más que curiosas. Y la presencia de Zatanna gloriosa. @serllpez en twitter

ha valorado4 20/07/2020

La serie mantiene un gran nivel, quedando una etapa para el recuerdo. En este tomo Álvaro Martínez hace un apartado gráfico sobresaliente, resaltado por una labor del colorista muy eficaz. La historia traerá recuerdos a aquellos que leyeron "la caída del murciélago" y deja con ganas de más.

ha valorado4 20/06/2020

Una Inteligencia Artificial independiente, Azrael perdiendo la cabeza, el retorno momentáneo de un traje mítico en la historia del murciélago........en manos de otros guionistas quizás se quedaría en una pequeña saga con mucho fanservice y poca relevancia, pero Tynion hace que este tomo sea una genialidad e influya, como llevan haciendo todos los capítulos anteriores, en la historia que nos están contando poco a poco. Nuestros amados dibujantes españoles vuelven a demostrar que son de lo mejorcito que tiene el mundo de los superhéroes.

ha valorado3 14/09/2021

ha valorado3 10/07/2021

ha valorado5 24/03/2021

ha valorado5 21/02/2021

ha valorado4 08/01/2021

ha valorado4 15/12/2020

ha valorado4 24/11/2020

ha valorado3 15/11/2020

ha valorado4 11/11/2020

ha valorado4 20/10/2020

ha valorado5 19/10/2020

ha valorado4 10/10/2020

ha valorado3 23/08/2020

ha valorado3 17/08/2020

ha valorado5 11/08/2020

ha valorado4 03/08/2020

Mostrar más opiniones...

El contenido de esta página se encuentra bajo licencia Creative Commons 4.0 Compartir igual, salvo las imágenes de cómics que son propiedad de sus respectivos autores y editores. Renunciamos al derecho de atribución.